Single Blog Title

This is a single blog caption

Cronica d’o Seminario 2

20160312_164805

Figura 1: Ponens y asistens a o Seminario 2, en a Sala Pradilla d’o CAB. Entre os asistens en eba de residens en Barcelona, atros puntos de Cataluña, d’Aragón y Franzia.

A ras diez de ra mañana, puntualmén, empezipió o seminario con as parolas de bienpleganza de Paco Rubio, bizepresidén d’o CAB. Dimpués estió o Dr. José Enrique Gargallo, en representazión de l’Institut d’Estudis Catalans, quien fazié a presentazión d’o seminario y d’os ponens: os profesors Alberto Gracia Trell y Chuan Carlos Bueno Chueca, debán d’os 20 asistens que partizipón en a chornada (Fig.1). En a introduzión, o Dr. Gargallo remarcó o ligallo d’as lenguas Pirenaicas y tamién a l’ochetibo cheneral d’o seminario: amanar-se ta ra lengua aragonesa dende os puntos de bista istorico, morfoloxico y soziolingüistico, fendo a la par referenzia a ras lenguas y culturas bezinas.

Continó a sesión con a presentazión d’os partizipans, que a más de presentar-se eban estau combidaus a interpretar un mapa an s’eban representau as diferens lenguas romanicas Europeas en 2014 (Fig. 2). Iste mapa balié pa plantear os oríchens d’as lenguas romanicas a partir d’ prozeso de romanizazión. Seguntes Chuan Carlos Bueno Chueca, entre as causas d’a esferenziazión lingüistica en hay orichinals, como o feito de que

Idiomas_y_dialectos_romances

Figura 2: Mapa de las lenguas románicas de Europa (Wikipedia)

a romanizazión estase diacrona en diferens puestos, as diferens distanzias ta os zentros de poder y as esferenzias entre latín “ufizial” y latín bulgar.  Tamién o sustrato lingüistico tenié influenzia y se conoixen formas d’una lengua bascona, compartidas con l’ozitano, u d’atras lenguas pre-románicas, como lenguas zeltas u iberas. Chuan Carlos Bueno nos charró tamién de como a bariedá d’as lenguas romanicas europeas ha teniu propuestas de clasificazión en grans grupos, y como en algunas d’istas clasificazions l’aragonés se presenta como un lengua sin a cual no s’esplican os cambeos entre as lenguas romanicas surozidentals y o resto de lenguas romanicas europeas. Poquet a poquet, o ponén fue relazionando una serie de feitos istoricos, y de como istos cambeón a estensión d’os territoritorios de fabla aragonesa, empezipiando por o primer rechistro escrito en romanze Navarro-aragonés (as Glosas Emilianenses) pasando por os cambeos dinasticos (Trastámara) que marcón l’empezipie d’o retacule d’a lengua, y os intentos de tirar entabán con ista durante o romantizismo y os problemas materials y economicos que lo impidión.

En o segundo bloque y dimpués d’una paradeta, Alberto Gracia Trell mos charraría d’a istoria más rezién de l’aragonés, empezipiando por documentar o dominio de la lengua en lugars como Ayerbe en o sieglo XIX con un testo de Santiago Ramón y Cajal:

“Contribuyó algo a la citada antipatía la extrañeza causada por mi lenguaje. Por entonces se hablaba en Ayerbe un dialecto extraño, desconcertante revoltijo de palabras y giros franceses, castellanos, catalanes y aragoneses antiguos. Allí se decía forato por agujero, no pas por no, tiengo por tengo, en tiengo por tengo de eso, aiván por adelante, muller por mujer, fierro y ferrero por hierro y herrero, chiqué por chico, mocete por mocito, abríos por caballerías, dámense por dame de eso, en ta allá por hacia allá, m’en voy por me voy de aquí, y otras muchas voces y locuciones de este jaez, borradas hoy de mi memoria.

En boca de los ayerbenses hasta los artículos habían sufrido inverosímiles elipsis, toda vez que el, la, lo se habían convertido en e, a y o, respectivamente. Diríase que estábamos en Portugal.

A los rapaces de Ayerbe parecioles, en cambio, el castellano relativamente castizo que yo usaba, es decir el hablado en Valpalmas y Cinco Villas, insufrible algarabía, y hacían burla de mí, llamándome el forano (forastero).

Poco a poco fuimos, sin embargo, entendiéndonos. Y como no era cosa de que ellos, que eran muchos, aprendieran la lengua de uno, sino al revés, acabé por acomodarme a su estrafalaria jerigonza, atiborrando mi memoria de vocablos bárbaros y de solecismos atroces”.

20160312_150133

Figura 3: Comida conchunta en o restaurant d’o CAB.

Desglosó Alberto Gracia Trell tamién a dialeutalizazión rezién de l’aragonés (sobre la base de rechistros como J. Costa, J.J. Saroihandy, y A. Morel-Fatio Facio y Kuhn, 1932), tot y que en iste periodo, en 1915, naxié o Estudio de Filología de Aragón, que no resistié a debacle d’a Guerra Zebil y que tenié en conchuntas una bisión limitada d’a balgua d’a propia lengua aragonesa. Charrando ya d’a situazión autual, Gracia Trell fazié una enumerazión d’os puestos an se charra aragonés, d’as carauteristicas morfolingüisticas, a literatura, y o numero de fablans, pa proponer en conclusión, que ye l’aragonés oriental la barián que presenta una millor salú, dentro d’as limitazions que impone que mayormente a lengua siga cuasi albandonada, sin de cuasi presenzia en a escuela y en l’ambito publico, quedando tot en mans d’a iniziatiba indibidual. Ixas apreziazions estión completadas com a estadistica más rezién sobre o nibel de conozimiento y uso d’a lengua aragonesa en Aragón (resultaus d’a encuesta de Euskobarómetro de 2001) seguntes os cuals, 29000 presonas fablan o entienden l’aragonés. Plegó la hora d’a comida, que faziemos chuntos en o restaurant d’o CAB (Fig. 3) y dimpués d’a sobremesa tornamos ta ra lengua, ubrindo una serie de temas morfolochicos que estión presentaus alternatibamén por os dos ponens: aspeutos d’eboluzión fonetica, articlos, chenero, numero, ezt.

Ya fuera d’orario, pero con rasmia por parte d’os presens, empezipió un debate sobre a situazión soziolingüistica de l’aragonés. En cheneral se consideró que as iniciatibas que empenta l’ultimo gubierno d’Aragón son buenas en relazión con a lengua aragonesa, y que puestar que a situazión autual está a millor que ha habiu en a istoria y particularmén por contraste con a situazión d’albandono asoluto d’o zaguer periodo gubernamental. Tamién s’abaluón positibamén as declarazions del bel conzello (Uesca) en fabor d’a lengua. Con tot y con ixo, os más d’os presens estiemos d’alcuerdo en que pa pribar a ra lengua aragonesa d’a suya estinzión s’amenistan puliticas agún más dezididas. Particularmén una planificazión lingüistica que incluya un modelo d’escuela que respete as barians dialeutals. Zarró l’acto o Dr. José Enrique Gargallo, felizitando a os ponens y a la organizazión, y fendo una reflesión sobre a importanzia d’as iniziatibas asoziatibas como un motor que puede aduyar a la perbibenzia d’as lenguas y as culturas en as que se insertan.

Os miembros d’a Colla de Charradors O Corrinche agradixen aquí a ros asistens o suyo intrés y nibel de partizipazión. Damos tamién as grazias a os ponens Alberto Gracia Trell y Chuan Carlos Buenos Chueca, y a o Dr. J.E. Gargallo, por amanar-nos ta ra lengua aragonesa y mostrar-nos con o suyo exemplo as condizións de rigor y profesionalidá comprometida.

1 Response

Leave a Reply